Atrapados en el tiempo – Dante Gebel

Atrapados en el tiempo – Dante Gebel

El sufrimiento y los sentimientos de rechazo pueden esclavizarnos y mantenernos atados de por vida. Quizá uno de nuestros padres nos lastimó cuando éramos niños. Tal vez fuimos rechazados por un novio o una novia, durante nuestra adolescencia o adultez.

Quizá alguien cercano a nosotros murió. Nos sentimos lastimados, despreciados, olvidados, aplastados o rechazados. Y no está mal sentir pesar, lamentar o sentir la pérdida; pero Dios nos llama a avanzar, siempre a avanzar. El horizonte puede ser borroso y nublado, pero debemos ir hacia adelante con firmeza, confiando en el Señor.

Flp 3:12 No que lo haya alcanzado ya, ni que ya sea perfecto; sino que prosigo, por ver si logro asir aquello para lo cual fui también asido por Cristo Jesús.

Flp 3:13 Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante,
Flp 3:14 prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.

Flp 3:15 Así que, todos los que somos perfectos, esto mismo sintamos; y si otra cosa sentís, esto también os lo revelará Dios.
Flp 3:16 Pero en aquello a que hemos llegado, sigamos una misma regla, sintamos una misma cosa.

Deja un comentario