Dante Gebel

Cambio de escenario – Dante Gebel, River Church

Anaheim California

Cambio de escenario – Dante Gebel, River Church

Continuamente los escenarios de la vida se nos van moviendo como se mueve la escenografía en las obras de teatro y necesitamos ser buenos mayordomos para saber administrar los días de sol y los días de lluvia.

Recordemos que en ocasiones Dios nos cambia de lugar para que tengamos una perspectiva diferente; o nos pone en el fondo de un pozo para obligarnos a levantar la vista al cielo buscando Su rostro.

Y si bien es cierto que no nos gustan las temporadas en el pozo, debemos reconocer que José no hubiese llegado a Egipto sin pasar por una temporadas de hoyos.

No se puede vivir en una eterna primavera, pues llegarán también el otoño y el invierno. La pregunta es: ¿estamos listos para esos cambios de escenario?

Dante Gebel #648 | Cambio de escenario

Eclesiastés 3 La Biblia de las Américas (LBLA)

Todo tiene su tiempo

3 Hay un tiempo señalado para todo, y hay un tiempo para cada suceso[a] bajo el cielo:

2 tiempo de nacer[b], y tiempo de morir;
tiempo de plantar, y tiempo de arrancar lo plantado;
3 tiempo de matar, y tiempo de curar;
tiempo de derribar, y tiempo de edificar;
4 tiempo de llorar, y tiempo de reír;
tiempo de lamentarse, y tiempo de bailar;
5 tiempo de lanzar piedras, y tiempo de recoger piedras;
tiempo de abrazar, y tiempo de rechazar el abrazo;
6 tiempo de buscar, y tiempo de dar por perdido;
tiempo de guardar, y tiempo de desechar;
7 tiempo de rasgar, y tiempo de coser;
tiempo de callar, y tiempo de hablar;
8 tiempo de amar, y tiempo de odiar;
tiempo de guerra, y tiempo de paz.

9 ¿Qué saca el trabajador de aquello en que se afana? 10 He visto la tarea que Dios ha dado a los hijos de los hombres para que en ella se ocupen. 11 Él ha hecho todo apropiado a[c] su tiempo. También ha puesto la eternidad en sus corazones; sin embargo[d], el hombre no descubre la obra que Dios ha hecho desde el principio hasta el fin.

12 Sé que no hay nada mejor para ellos que regocijarse y hacer el bien en su vida; 13 además, que todo hombre que coma y beba y vea lo bueno en todo su trabajo, eso es don de Dios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar