Dante Gebel

Crónica de un milagro – Dante Gebel

Crónica de un milagro. Su secretaria es un poco seca, pero él tiene una sonrisa cálida que le quitaba el temor a cualquiera que entrara en su oficina. Tiene diplomas colgados en la pared y una silla giratoria de cuero. Su matrimonio no es ejemplar, pero mejor que la mayoría. Pastorea una iglesia de buen número, su nombre es respetado. Es bueno en los deportes y su iglesia cumplirá 20 años; le faltan diez años para jubilarse y vivir su otoño con suaves vinos y nietos juguetones. Hablamos de Jairo, y no podrás creer cuando lo escuches contar el testimonio en primera persona, del milagro que cambió su vida. Asombroso. – Dante Gebel

Dante Gebel #71 | Crónica de un milagro

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar