Dante Gebel – Cuando hierve la sangre

Dante Gebel – Cuando hierve la sangre

La razón por la que importa tanto que logres identificar qué es lo que te frustra y te hace hervir la sangre, es que tal vez seas la persona que el Señor busca para revertir algunas tendencias destructivas en esta generación.

Dios está buscando a alguien que sufre por las mismas cosas que lo entristecen a Él y que se niega a permanecer impávido ante el maltrato, los abusos, las injusticias, la mediocridad, la corrupción y las faltas de respeto.

Y si en algún punto del camino, aquello que te hace enojar te motiva a hacer algo al respecto y a decir: «¡Yo nací para esto!», quizás Dios mire por sobre el hombro de un ángel y sonría diciendo: «Parece que ahí tenemos a otro Moisés».

Dante Gebel #757 | Cuando hierve la sangre

Dante Gebel #757 | Cuando hierve la sangre

Rom 8:28 Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.

Rom 9:10 Y no sólo esto , sino que también Rebeca, cuando concibió mellizos de uno, nuestro padre Isaac
Rom 9:11 (porque cuando aún los mellizos no habían nacido, y no habían hecho nada, ni bueno ni malo, para que el propósito de Dios conforme a su elección permaneciera, no por las obras, sino por aquel que llama)

1Cr 28:2 Entonces el rey David se puso en pie y dijo: Escuchadme, hermanos míos y pueblo mío; había pensado edificar una casa permanente para el arca del pacto del SEÑOR y para estrado de nuestro Dios. Así había hecho arreglos para edificarla.

Efe 1:11 también hemos obtenido herencia, habiendo sido predestinados según el propósito de aquel que obra todas las cosas conforme al consejo de su voluntad,
Efe 1:12 a fin de que nosotros, que fuimos los primeros en esperar en Cristo, seamos para alabanza de su gloria.

2Ti 1:8 Por tanto, no te avergüences del testimonio de nuestro Señor, ni de mí, prisionero suyo, sino participa conmigo en las aflicciones por el evangelio, según el poder de Dios,
2Ti 1:9 quien nos ha salvado y nos ha llamado con un llamamiento santo, no según nuestras obras, sino según su propósito y según la gracia que nos fue dada en Cristo Jesús desde la eternidad,
2Ti 1:10 y que ahora ha sido manifestada por la aparición de nuestro Salvador Cristo Jesús, quien abolió la muerte y sacó a la luz la vida y la inmortalidad por medio del evangelio,
2Ti 1:11 para el cual yo fui constituido predicador, apóstol y maestro.

Sal 138:8 El SEÑOR cumplirá su propósito en mí; eterna, oh SEÑOR, es tu misericordia; no abandones las obras de tus manos.

1 comentario en “Dante Gebel – Cuando hierve la sangre”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.