Dante Gebel – El hilo rojo

Dante Gebel – El hilo rojo

Dios nos llama, a los rotos, a los heridos, a los débiles, a los discriminados, y hasta a los tontos, a hacer algo más grande por los demás.

Él nos llama a ser la iglesia para otros; nos llama a ser de aquellos que lanzan y sostienen una cuerda de misericordia, un hilo rojo, para ayudar a alguien que necesita ser rescatado.

Recordemos que los verdaderos cristianos son dispensadores de gracia bajo presión y se niegan a abandonar su intercesión por aquel Moisés en la canasta, flotando sin rumbo por el río.

Los cristianos podemos usar un cordón salvavidas para atarlo al corazón de la persona perdida y jalarlo de nuevo hacia la seguridad del abrigo de Señor. ¡Un mensaje imperdible!

Isa 61:1 El Espíritu del Señor DIOS está sobre mí, porque me ha ungido el SEÑOR para traer buenas nuevas a los afligidos; me ha enviado para vendar a los quebrantados de corazón, para proclamar libertad a los cautivos y liberación a los prisioneros;
Isa 61:2 para proclamar el año favorable del SEÑOR, y el día de venganza de nuestro Dios; para consolar a todos los que lloran,
Isa 61:3 para conceder que a los que lloran en Sion se les dé diadema en vez de ceniza, aceite de alegría en vez de luto, manto de alabanza en vez de espíritu abatido; para que sean llamados robles de justicia, plantío del SEÑOR, para que El sea glorificado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *