En este momento estás viendo Dante Gebel – Esa cosa

Dante Gebel – Esa cosa

Dante Gebel – Esa cosa

Muchas veces queremos darle a la gente la misma dosis de alimento espiritual, como si fuera una medicina genérica; pero debido a que Él nos hizo diferentes, debemos entender que cada uno de nosotros puede relacionarse con Dios de la manera en que fue diseñado. Algunos nos acercamos más al Señor cuando lo adoramos; otros cuando lo servimos.

La realidad es que no importa la forma, lo vital es: «Que lo sigas tan de cerca, que el polvo que levanten los pies de tu Maestro; sea lo que cubra tu ropa y manche tu cara». Lo importante es que seamos sinceros con nosotros mismos y busquemos en nuestro interior hasta encontrar eso que nos distrae, eso que debemos cambiar, que nos impide que vayamos a los pies del Señor en todo momento: cuando estemos reflexivos en la sala, como María, o trabajando sin descanso en la cocina, como Marta. ¡Un mensaje para atesorar!

1 Corintios 3:1-3
DE manera que yo, hermanos, no pude hablaros como á espirituales, sino como á carnales, como á niños en Cristo.
Os dí á beber leche, y no vianda: porque aun no podíais, ni aun podéis ahora;
Porque todavía sois carnales: pues habiendo entre vosotros celos, y contiendas, y disensiones, ¿no sois carnales, y andáis como hombres?

Deja una respuesta