Dante Gebel – Esenciales

En el mundo natural es fácil pensar que si das más, te quedas con menos, pero la economía de Dios no funciona así. Cuando pones a Dios en la ecuación, el resultado siempre excederá a la suma de los componentes de tal forma que tus cinco panes y dos peces pueden ser más esenciales de lo que imaginas… si tan sólo los pones en Sus manos.

Cuando dependes del estado y el estado te esclaviza, el comer carne y cebollas no compensará tu libertad perdida, pero mientras nos centremos en las cosas que Su corazón atesora y hagamos escuchar nuestra voz y valer nuestras convicciones, Él se ocupará de los resultados. ¿O acaso crees que hoy se ha cortado el brazo de Jehová?

Dante Gebel #667 | Esenciales