Dante Gebel

Dante Gebel – Esqueletos en tu armario – River Church

Anaheim California

Dante Gebel -- Esqueletos en tu armario

La historia de Oseas y Gomer habla del amor que sana heridas y perdona el pasado.

Y es que todos en alguna ocasión, al igual que Gomer, guardamos esqueletos en el armario, cosas que hemos hecho que provocan que perdamos el respeto por nosotros mismos, que nos avergonzaría que salieran a la luz pública y nos impiden gozar de las bendiciones que el Señor nos da.

Dante Gebel #642 | Esqueletos en tu armario

Pero debemos recordar que el amor de nuestro Padre es incondicional. No importa lo que fuimos o lo que hicimos.

Él nos ama a pesar de nuestros errores y nuestras infidelidades y va por nosotros cuando nos desviamos de Su camino.

Ose 1:2 Cuando por primera vez el SEÑOR habló por medio de Oseas, el SEÑOR le dijo: Anda, toma para ti a una mujer ramera y engendra hijos de prostitución; porque la tierra se prostituye gravemente, abandonando al SEÑOR.
Ose 1:3 Fue, pues, y tomó a Gomer, hija de Diblaim; y ella concibió y le dio a luz un hijo.

Ose 1:6 Ella concibió otra vez y dio a luz una hija. Y el Señor le dijo: Ponle por nombre Lo-ruhamá, porque ya no me compadeceré de la casa de Israel, pues no los perdonaré jamás.
Ose 1:7 Pero me compadeceré de la casa de Judá y los salvaré por el SEÑOR su Dios; y no los salvaré con arco, ni con espada, ni con batalla, ni con caballos ni jinetes.
Ose 1:8 Después de haber destetado a Lo-ruhamá, ella concibió y dio a luz un hijo.
Ose 1:9 Y el Señor dijo: Ponle por nombre Lo-ammí, porque vosotros no sois mi pueblo y yo no soy vuestro Dios.

Ose 3:1 Y el SEÑOR me dijo: Ve otra vez, ama a una mujer amada por otro y adúltera, así como el SEÑOR ama a los hijos de Israel a pesar de que ellos se vuelven a otros dioses y se deleitan con tortas de pasas.
Ose 3:2 La compré, pues, para mí por quince siclos de plata y un homer y medio de cebada.
Ose 3:3 Y le dije: Te quedarás conmigo por muchos días. No te prostituirás, ni serás de otro hombre, y yo también seré para ti.

Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar