Dante Gebel – No calificas

Seguramente en algún momento en la vida has escuchado a alguien decirte que ‘no calificas’.

En la escuela, en el trabajo o en la familia somos evaluados continuamente y esto nos puede llevar a dudar y preguntarnos si estamos a la altura de lo que Dios quiere de nosotros, de lo que nuestra familia espera que seamos.

Pero uno no debe ir por la vida calificándose por el entrenamiento y la competencia, porque el sistema de calificación de Dios es diametralmente opuesto al nuestro; Él no mira lo que el hombre mira, Él mira el corazón.

Para vivir en plenitud y ser mejores cada día, debemos aprender a aceptarnos como somos, con nuestros errores y debilidades, debemos confrontar esas partes que preferiríamos ignorar y entender que estamos en un proceso de cambio, que somos gente en reparación.

Efe 3:8 A mí, que soy menos que el más pequeño de todos los santos, se me concedió esta gracia: anunciar a los gentiles las inescrutables riquezas de Cristo,
Efe 3:9 y sacar a luz cuál es la dispensación del misterio que por los siglos ha estado oculto en Dios, creador de todas las cosas;
Efe 3:10 a fin de que la infinita sabiduría de Dios sea ahora dada a conocer por medio de la iglesia a los principados y potestades en las regiones celestiales,
Efe 3:11 conforme al propósito eterno que llevó a cabo en Cristo Jesús nuestro Señor,
Efe 3:12 en quien tenemos libertad y acceso a Dios con confianza por medio de la fe en El.

Flp 3:13 Hermanos, yo mismo no considero haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando lo que queda atrás y extendiéndome a lo que está delante,
Flp 3:14 prosigo hacia la meta para obtener el premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *