Dios no es un Dios de muertos, sino de vivos – Pastor Javier Bertucci



También te podría gustar...