Dios Provee – La Viuda y El Aceite

Dios Provee – La Viuda y El Aceite

Todos experimentamos circunstancias difíciles y con frecuencia dolorosas como resultado de nuestras acciones, de las de otras personas, o de cosas que escapan a nuestro control. Asimismo, los momentos más cruciales en nuestra vida pueden ser abrumadores, como la muerte de un ser querido, la pérdida del empleo, una enfermedad severa, las presiones financieras, entre otros.

El Dios de la Biblia, cuyos caminos van mucho más allá de lo que nosotros podemos pensar o imaginar, nos invita a humillarnos y a acercarnos a Él cuando necesitemos ayuda. Cuando lo hacemos, Dios provee respuestas a nuestras más recónditas necesidades.

Aunque Dios se ocupa de nuestras necesidades inmediatas, le interesa aún más nuestra relación personal con Él. Anhela que cada uno de nosotros deposite nuestra fe y confianza en Él, y esté atento a Su consejo.
Durante esta sesión aprenderemos sobre una mujer que se enfrentó a un dilema agonizante.

Ella tenía escasos recursos, enfrentaba una situación aparentemente imposible y no contaba con soluciones adecuadas. Pero hizo lo único que podía hacer: fue obediente a su fe y estuvo dispuesta a seguir el consejo divino que la condujo a una increíble bendición de Dios.

2Re 4:1 Y una mujer de las mujeres de los hijos de los profetas clamó a Eliseo, diciendo: Tu siervo, mi marido, ha muerto, y tú sabes que tu siervo temía al SEÑOR; y ha venido el acreedor a tomar a mis dos hijos para esclavos suyos.
2Re 4:2 Y Eliseo le dijo: ¿Qué puedo hacer por ti? Dime qué tienes en casa. Y ella respondió: Tu sierva no tiene en casa más que una vasija de aceite.

2Re 4:3 Entonces él le dijo: Ve, pide vasijas prestadas por todas partes de todos tus vecinos, vasijas vacías; no pidas pocas.

2Re 4:4 Luego entra y cierra la puerta detrás de ti y de tus hijos y echa el aceite en todas estas vasijas, poniendo aparte las que estén llenas.
2Re 4:5 Y ella se fue de su lado, y cerró la puerta tras sí y de sus hijos; y ellos traían las vasijas y ella echaba el aceite.

2Re 4:6 Y sucedió que cuando las vasijas estuvieron llenas, dijo ella a un hijo suyo: Tráeme otra vasija. Y él le dijo: No hay más vasijas. Y cesó el aceite.
2Re 4:7 Entonces ella fue y se lo contó al hombre de Dios. Y él le dijo: Ve, vende el aceite y paga tu deuda, y tú y tus hijos podéis vivir de lo que quede.

Dios Provee| La Viuda y El Aceite

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *