Andres Corson

La autoridad delegada en las manos de Dios – Andrés Corson

El Lugar de su Presencia

La autoridad delegada en las manos de Dios – Andrés Corson

Proverbios 21:1 El corazón del rey es como un arroyo dirigido por el SEÑOR, quien lo guía por donde él quiere; Romanos 13:1-2 Todos deben someterse a las autoridades públicas, pues no hay autoridad que Dios no haya dispuesto, así que las que existen fueron establecidas por él. Por lo tanto, todo el que se opone a la autoridad se rebela contra lo que Dios ha instituido. Los que así proceden recibirán castigo.

¿Qué personas de autoridad ha puesto Dios sobre nosotros? ¿Creemos que Dios puede operar a través de esas personas? Éxodo 7:3 9:12 Nos muestra que Dios fue el que endureció el corazón de faraón para que el pueblo de Israel saliera con riquezas de Egipto. ¿Somos capaces de creer que las personas que se encuentran autoridad sobre nosotros se encuentran en las manos de Dios? Y que el poder que tiene Dios para controlar nuestra vida está determinado por nuestra Fe.

Toda autoridad proviene de Dios, puesto que él es la cabeza máxima de autoridad, 1 Corintios 11:3, Romanos 13:1, Juan 19:11.

Organigrama de la autoridad.

1) Dios
2) Biblia
3A) Padres – Hijos: Efesios 6:1,3, Colosenses 3:18
3B) Esposo – Esposa: Colosenses 3:18
3C) Jefes – Empleados: 1 Pedro 2:18
3D) Lideres espirituales – Ovejas: Hebreos 13:17, 1Tesalonicenses 5:12-12, 1 Pedro 3:5
3E) Gobernantes – Ciudadanos: 1 Pedro 2:1,

Romanos 13:2 Dice que el que se rebela contra la autoridad se está rebelando contra Dios. ¿Qué es la rebeldía según la biblia?

1) No creer que Dios tiene el poder para que sus planes se realicen a través de las autoridades que él ha puesto.
2) No respetar la línea de autoridad, debemos conocer y respetar el organigrama de los lugares donde estamos: Iglesia, empresa, universidad/colegio, etc.

• Los profetas confirman las palabras que Dios nos ha dado en el secreto, no nos deben dar nuevas palabras, ya que eso es horóscopo u adivinación.

Los 5 propósitos principales de El Lugar de Su Presencia
• Adorar.
• Echar raíces en la iglesia.
• Ser discipulados
• Servir a Dios
• Predicar el evangelio

3) Quejarnos / criticar / hablar mal / murmurar
4) Señalar / exponer las faltas de los demás.

Cuando no estamos de acuerdo con nuestras autoridades no debemos saltarlas, sino en cambio orar por ellas.

La autoridad delegada en las manos de Dios – Andrés Corson – 24 Septiembre 2017

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar