Luis Bravo – Pequeños Detalles Que Hacen Grandes Diferencias – 3 de 6

Luis Bravo – Pequeños Detalles Que Hacen Grandes Diferencias – 3 de 6

Introducción:

Hay pequeños detalles que pueden hacer
grandes diferencias en nuestras vidas,
Dios quiere que alcancemos lo grande
sin perder esos pequeños detalles
que nos llevaron a lo grande.

Cazadnos las zorras, las zorras pequeñas,
que echan a perder las viñas;
Porque nuestras viñas están en cierne. Cantares 2:15.

Video:

Versiculos Biblicos complementarios:

2Co 8:9 Porque ya conocéis la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que por amor a vosotros se hizo pobre, siendo rico, para que vosotros con su pobreza fueseis enriquecidos.

Pe 3:1 Amados, esta es ya la segunda carta que os escribo, en las cuales, como recordatorio, despierto en vosotros vuestro sincero entendimiento,
2Pe 3:2 para que recordéis las palabras dichas de antemano por los santos profetas, y el mandamiento del Señor y Salvador declarado por vuestros apóstoles.

2Pe 3:3 Ante todo, sabed esto: que en los últimos días vendrán burladores, con su sarcasmo, siguiendo sus propias pasiones,
2Pe 3:4 y diciendo: ¿Dónde está la promesa de su venida? Porque desde que los padres durmieron, todo continúa tal como estaba desde el principio de la creación.

2Pe 3:5 Pues cuando dicen esto, no se dan cuenta de que los cielos existían desde hace mucho tiempo, y también la tierra, surgida del agua y establecida entre las aguas por la palabra de Dios,
2Pe 3:6 por lo cual el mundo de entonces fue destruido, siendo inundado con agua;
2Pe 3:7 pero los cielos y la tierra actuales están reservados por su palabra para el fuego, guardados para el día del juicio y de la destrucción de los impíos.

2Pe 3:8 Pero, amados, no ignoréis esto: que para el Señor un día es como mil años, y mil años como un día.
2Pe 3:9 El Señor no se tarda en cumplir su promesa, según algunos entienden la tardanza, sino que es paciente para con vosotros, no queriendo que nadie perezca, sino que todos vengan al arrepentimiento.

2Pe 3:10 Pero el día del Señor vendrá como ladrón, en el cual los cielos pasarán con gran estruendo, y los elementos serán destruidos con fuego intenso, y la tierra y las obras que hay en ella serán quemadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.