En este momento estás viendo ¿Me quiebro o no me quiebro? – Natalia Nieto

¿Me quiebro o no me quiebro? – Natalia Nieto

¿Me quiebro o no me quiebro? – Natalia Nieto

Hemos visto como el pecado de Adan y Eva, afecto nuestra relación con Dios y con las demas personas. El pecado esta en nuestra naturaleza y eso nos separa de Dios, es por eso que el preparo un plan en Jesucristo para reconciliarnos con Dios.

Si creemos en Jesús, a través de El, nosotros podemos regresar y reconciliarnos con Dios. Lo unico que necesitamos es perdirle perdon, y reconocerlo como nuestro salvador. No como en el Eden que todos se echaban la culpa, sino asumiendo nuestros errores y pedir perdon por ellos.

Sin embargo nos cuesta reconocer nuestros errores, somos orgullosos, carecemos de humildad y por eso no restauramos nuestras relaciones.

Es por eso que en esta predica, Natalia Nieto nos comparte cinco historias de personas en las cuales vamos a ver si se quebraron o no para reconocer su necesidad de Dios.

Natanael, el bueno:
Jua 1:48 Natanael le dijo*: ¿Cómo es que me conoces? Jesús le respondió y le dijo: Antes de que Felipe te llamara, cuando estabas debajo de la higuera, te vi.
Jua 1:49 Natanael le respondió: Rabí, tú eres el Hijo de Dios, tú eres el Rey de Israel.

El Hijo Prodigo, el malo:
Luc 15:13 No muchos días después, el hijo menor, juntándolo todo, partió a un país lejano, y allí malgastó su hacienda viviendo perdidamente.
Luc 15:14 Cuando lo había gastado todo, vino una gran hambre en aquel país, y comenzó a pasar necesidad.
Luc 15:15 Entonces fue y se acercó a uno de los ciudadanos de aquel país, y él lo mandó a sus campos a apacentar cerdos.

Deja una respuesta