Pastor Cash Luna – Atribulados, pero no angustiados

Pastor Cash Luna – Atribulados, pero no angustiados

En medio de las dificultades, aprendamos a diferenciar lo externo de lo interno. Claro que podríamos estar atribulados, en apuros, perseguidos y derribados, todo eso es externo, es lo que el mundo podría hacernos sentir.

Sin embargo, nuestra fe en la victoria que ya tenemos provoca que, a pesar de todo eso negativo, no estemos angustiados, desesperados, desamparados ni destruidos.

Sal 103:1 Salmo de David. Bendice, alma mía, al SEÑOR, y bendiga todo mi ser su santo nombre.
Sal 103:2 Bendice, alma mía, al SEÑOR, y no olvides ninguno de sus beneficios.
Sal 103:3 El es el que perdona todas tus iniquidades, el que sana todas tus enfermedades;
Sal 103:4 el que rescata de la fosa tu vida, el que te corona de bondad y compasión;
Sal 103:5 el que colma de bienes tus años, para que tu juventud se renueve como el águila.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *