Por nada estéis afanosos – Luis Bravo

Muchas veces puede venir afan o ansiedad a nuestra vida por diversas causas, sin embargo la vida nos invita a llevar nuestras cargas, nuestro afan y nuestra ansiedad delante de Dios, y descansar en El.

Flp 4:6 Por nada estéis afanosos; antes bien, en todo, mediante oración y súplica con acción de gracias, sean dadas a conocer vuestras peticiones delante de Dios.
Flp 4:7 Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestras mentes en Cristo Jesús.

Por nada estéis afanosos - Luis Bravo