¿Por qué no puedo vencer el pecado? 5 minutos por Majo Solís

Muchas veces podemos sentirnos frustrados al ver que no avanzamos derrotando esas areas que al Señor no le agradan, en lugar de eso vemos como el pecado se enseñorea de nosotros contristando al Espiritu Santo y alejandonos de Dios.

Lo primero que debes saber es que Dios ve tu corazón y la intención que tienes de consagrarte para El, aunque haya momentos en los cuales no lo logras, dice la Biblia que 7 veces cae el justo, pero vuelve a levantarse.

Como quisieramos oir que el justo nunca cae, pero lamentablemente no es así, el justo peca y tropieza muchas veces en su caminar cristiano, sin embargo dice tambien la Biblia, que si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el padre, a Jesucristo el justo.

No se trata entonces de relajarnos y pensar que no importa que estemos pecando, no de ninguna manera, porque los que somos de Cristo, ya no nos deleitamos en lo malo, pero aunque en algun momento nos alcance, podremos levantarnos para seguir adelante.

Talves nos toque como a Naaman, el general Sirio que visito al profeta Eliseo, tuvo que ser sumergido 7 veces en el rio Jordan, hasta que quedo sano de su lepra.

Así que no te desanimes ni te des por vencido o vencida, recuerda que aun el apostol Pablo expresa en Romanos: Miserable de mi, quien me librara de este cuerpo de muerte. Por que el apostol Pablo, perito arquitecto de la Iglesia, por un lado queria agradar a Dios pero por el otro encontraba una ley en sus miembros que lo arrastraban al pecado, pero el no se dio por vencido, sino que siguio adelante, hasta que pudo expresar en la epistola a los Galatas: con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas Cristo vive en mi.

En ese punto de su vida, ese mismo apostol Pablo que se sintio frustrado y derrotado cuando escribia Romanos, expresa ahora en la epistola a los Galatas que ha logrado crucificar sus deseos y vivir para Cristo.

Así que no te desanimes, sigue adelante que nuestro galardon es grande en Dios.

¿Por qué no puedo vencer el pecado? 5 minutos por Majo Solís