Puertas abiertas a los demonios – Andrés Corson

Puertas abiertas a los demonios – Andrés Corson

Si lo permitimos, los demonios pueden influenciarnos, oprimirnos, obsesionarnos y controlarnos. Por eso el Señor dice que no debemos dar lugar al diablo (Efesios 4:27).
Los demonios salieron de nuestra vida cuando recibimos a Jesús como Señor y Salvador, pero otros se agarraron de un derecho que les dio permiso de quedarse. Al no ser echados fuera, nos influencian, atormentan, obsesionan o controlan.
Por eso necesitamos saber qué les da derecho de quedarse y qué puertas abiertas permiten que ellos entren.

Deja una respuesta