Dante Gebel

Sermon: Heridas de vida – Dante Gebel, River Church

Anaheim California

Sermon: Heridas de vida – Dante Gebel, River Church

Aquel que ha luchado y peleado en la vida, lleva heridas en su corazón, ya sea por un fracaso en el amor, una quiebra financiera, una niñez infeliz, una enfermedad letal o un accidente inesperado.

Y aunque la sociedad nos enseña que debemos ocultar nuestras heridas para no parecer vulnerables y débiles ante los demás, no debemos olvidar que las heridas son una placa de honor que muestran que no nos rendimos y que nos aferramos al Señor hasta salir de las crisis.

Nunca te avergüences de tus heridas, porque son lo que te hace diferente y valioso. Cuenta tus batallas aun cuando pienses que no eres digno de Su presencia.

Nunca un hijo del Creador va a perder el derecho a comer el pan de vida y a beber el agua de Su fuente. Recuerda las palabras del Señor: ‘Bástate de Mi gracia porque Mi poder se perfecciona en tu debilidad’.

La iglesia es un sitio para gente con heridas y cada cicatriz ostenta una historia especial. Quien no tiene heridas es porque no ha peleado, las heridas son una placa de honor que recuerda la hazaña.

Jacob por ejemplo, sufrio una herida cuando lucho con el Angel de Dios:

Gén 32:24 Jacob se quedó solo, y un hombre luchó con él hasta rayar el alba.
Gén 32:25 Cuando vio que no había prevalecido contra Jacob, lo tocó en la coyuntura del muslo, y se dislocó la coyuntura del muslo de Jacob mientras luchaba con él.
Gén 32:26 Entonces el hombre dijo: Suéltame porque raya el alba. Pero Jacob respondió: No te soltaré si no me bendices.
Gén 32:27 Y él le dijo: ¿Cómo te llamas? Y él respondió: Jacob.
Gén 32:28 Y el hombre dijo: Ya no será tu nombre Jacob, sino Israel, porque has luchado con Dios y con los hombres, y has prevalecido.
Gén 32:29 Entonces Jacob le preguntó, y dijo: Dame a conocer ahora tu nombre. Pero él respondió: ¿Para qué preguntas por mi nombre? Y lo bendijo allí.
Gén 32:30 Y Jacob le puso a aquel lugar el nombre de Peniel, porque dijo: He visto a Dios cara a cara, y ha sido preservada mi vida.
Gén 32:31 Y le salió el sol al cruzar Peniel, y cojeaba de su muslo.

Hay heridas que nos amargan, como el rechazo, la discriminación y otros. Si alguna vez jugaron con tus sentimientos te dejaron una herida.

Muchos tienen temor de mostrar sus heridas, otros en cambio lo demuestran porque es la forma de demostrar que estuvieron así.

Lamentablemente nosotros los cristianos somos los unicos guerreros que dejamos tirados a nuestros heridos. En la Guerra, todos los soldados regresan por sus heridos para darles cristiana sepultura, solo nosotros somos los unicos que en lugar de ayudar, los terminamos de enterrar.

La Biblia también habla de Elias, un hombre que la Biblia dice que tenia pasiones semejantes a las nuestras. Elias sube a un monte retando a los profetas de baal para que el Dios verdadero hiciera descender fuego del cielo.

1Re 18:22 Entonces Elías dijo al pueblo: Solo yo he quedado como profeta del SEÑOR, pero los profetas de Baal son cuatrocientos cincuenta hombres.
1Re 18:23 Que nos den, pues, dos novillos; que escojan un novillo para ellos y lo despedacen, y lo coloquen sobre la leña, pero que no le pongan fuego debajo; y yo prepararé el otro novillo y lo colocaré sobre la leña, y no le pondré fuego.
1Re 18:24 Entonces invocad el nombre de vuestro dios, y yo invocaré el nombre del SEÑOR; y el Dios que responda por fuego, ése es Dios. Y todo el pueblo respondió y dijo: La idea es buena.

Luego de esta gran victoria, la amenaza de una sola mujer puso a correr a Elías:

1Re 19:2 Entonces Jezabel envió un mensajero a Elías, diciendo: Así me hagan los dioses y aun me añadan, si mañana a estas horas yo no he puesto tu vida como la vida de uno de ellos.
1Re 19:3 El tuvo miedo, y se levantó y se fue para salvar su vida; y vino a Beerseba de Judá y dejó allí a su criado.
1Re 19:4 El anduvo por el desierto un día de camino, y vino y se sentó bajo un enebro; pidió morirse y dijo: Basta ya, SEÑOR, toma mi vida porque yo no soy mejor que mis padres.

Definición de Herida:
Lesión, normalmente sangrante, que se produce en los tejidos exteriores del cuerpo como consecuencia de un corte, un disparo, una presión, un roce, etc.
Pena o daño moral.

Dante Gebel #632 | Heridas de vida

Dante Gebel es reconocido en el mundo hispano como uno de los oradores más extraordinarios enfocados en la juventud y la familia, capaz de conducir al público por las más fascinantes historias que van desde las risas hasta las lágrimas, siendo llamado por la prensa «el pastor de los jóvenes».

 

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar